Especialistas del cuidado integral de la visión

La Hipermetropía

La hipermetropía es un error refractivo que ocasiona dificultad para ver con claridad y sin esfuerzo de cerca, aunque la agudeza visual pueda ser correcta.

HIPERMETROPÍA FISIOLÓGICA:

Es la tendencia natural de la mayoría de los niños, aunque esto no tiene por qué suponer un problema. Pero en algunos casos el niño hace un esfuerzo considerable en cerca y sin embargo pasa los controles visuales rutinarios sin problema, ya que su hipermetropía es baja o moderada y su agudeza visual es muy buena.

Síntomas:

Los signos más habituales en este tipo de niños son:

  • Lectura lenta o pobre.
  • Se frotan los ojos, y/o se les ponen rojos al leer.
  • Dolor de cabeza, náuseas, dolor de barriga, fatiga general al leer o escribir.
  • Irritabilidad o nerviosismo para sostener la visión en las tareas de cerca.
  • Problemas de concentración.
  • Problemas de atención, es decir, no pueden mantener su atención en la lectura o escritura, y se distraen con facilidad.
    Visión doble al leer.
  • Las cantidades elevadas de Hipermetropía pueden dar lugar al llamado “ojo vago” y a los estrabismos, de ahí la importancia de hacer los controles en los primeros años de edad.

Tratamiento:

Los tratamientos más habituales son:

  • Gafas o lentes de contacto.
  • Lentes especiales sólo para cerca.
  • Terapia visual para tratar los problemas de enfoque y coordinación ocular.