Especialistas del cuidado integral de la visión

Problemas de Aprendizaje

VER < > APRENDER

Las dificultades de aprendizaje relacionados con la visión, representan déficits en los componentes de dos sistemas visuales: eficacia visual y el procesamiento visual de la información.

 

Los Problema de Eficiencia visual incluyen:

  • Problemas de Agudeza Visual.
  • Estado refractivo.
  • Disfunción en los sistemas de Acomodación y Vergencia y en la interacción de estos sistemas, así como la Motilidad Ocular.

Los Problemas en el Procesamiento de la información incluyen las funciones cerebrales superiores:

  • Aspectos no motores de la percepción visual y la cognición y su integración con los sistemas motores, auditivos, lenguaje y sistemas atencionales.
  • Reducción o déficits en la orientación visual espacial, análisis visual y habilidades de integración visual.
  •  

Las Dificultades de Aprendizaje, son un grupo heterogéneo de desordenes que resultan en disminución significativa del rendimiento y eficiencia académica.

 

  • Las dificultades de aprendizaje en el área del Lenguaje hablado pueden ser representados como pérdidas, desordenes o discrepancias en la escucha o aspectos hablados (vocabulario/articulación)
  • Dificultades en el Lenguaje Escrito: problemas con la lectura, escritura o deletreo.
  • Dificultades en Matemáticas: realización de operaciones numéricas o comprensión de conceptos básicos.
  • Dificultad de Razonamiento: organizar e integrar pensamiento y obtener respuestas y acciones efectivas.
  • El Déficit de Atención con Hiperactividad o de tipo inatento, frecuentemente se presentan en comorbilidad con las dificultades de aprendizaje.
  • Otras asociaciones son Impulsividad, Frustración y problemas de Relaciones Sociales.
  • La Visión es la principal fuente de información sensorial, jugando un papel fundamental en los procesos de Desarrollo y Aprendizaje del ser humano y debe ser evaluada en toda su extensión.
  •  

¡AHORA LO VEO CLARO!

Muchas veces usamos esta expresión cuando conseguimos entender algo. Damos por hecho que “ver” es lo mismo que “comprender”. Y no estamos tan equivocados, ya que estos dos procesos están estrechamente relacionados. Por esta razón, podemos entender por qué los problemas de la visión afectan directamente al aprendizaje.

Problemas visuales relacionados
con problemas de aprendizaje

Estos problemas visuales afectan directamente al modo en que aprendemos, leemos, escribimos, y a la destreza con la que realizamos las tareas.

Un problema que afecte a alguna de las habilidades visuales puede tener un impacto importante sobre el aprendizaje.

Como la visión y el aprendizaje están íntimamente relacionados, en muchas ocasiones un problema de aprendizaje está enmascarando a un problema visual.

Muchos adolescentes con problemas visuales pueden estar mal diagnosticados de deficiencias de Aprendizaje (Déficit de Atención con Hiperactividad > DAH o Dislexia).

Hay varias razones para esta asociación. Por ejemplo, los niños que tienen problemas de aprendizaje relacionados con problemas visuales no pueden mantener su trabajo en visión próxima en el colegio. Pueden estar mal diagnosticados de DAH tampoco pueden mantener la atención en el trabajo escolar. Son iguales comportamientos y diferentes diagnósticos.

Tratamiento de los problemas de aprendizaje

El tratamiento de los problemas de aprendizaje relacionados con la visión es diferente del DAH y desordenes de Aprendizaje.

Se realiza mediante el uso de gafas apropiadas para el trabajo en visión próxima y/o tratamiento de Terapia Visual para desarrollar adecuadamente las Habilidades Visuales.

Cuando los padres observan que sus hijos están fracasando en el colegio, es el momento de evaluar completamente su sistema visual mediante un EXAMEN DEL DESARROLLO DE LA VISIÓN.

En la sociedad actual, la mayor parte de la información se adquiere a través del sistema visual. Un defecto no corregido en el sistema visual puede alterar la entrada normal de la información y puede llegar a producir dificultades en el aprendizaje.

La detección temprana, de algunas de estas anomalías es crucial para prevenir futuros desordenes en el aprendizaje.

Lectura y Escritura

Todos nosotros tenemos que ver o visualizar cuál es el significado de las palabras que leemos o escribimos. En ocasiones, personas con problemas de aprendizaje relacionados con la visión pueden “VER LAS PALABRAS” pero no pueden “VER LO QUE SIGNIFICAN”.

Si usted tuviera este problema, ¿encontraría agradable la lectura y la escritura?

La lectura y la escritura son las dos tareas más importantes que las personas desarrollamos en el colegio y en muchos trabajos. Cada vez que leemos un texto de un libro, de una hoja de papel o de una pantalla de ordenador, estamos desarrollando una tarea visual.

La Lectura ¿Cómo leemos?

Mientras leemos necesitamos:

  • alinear los dos ojos en el mismo punto, simultáneamente y de forma precisa.
  • enfocar ambos ojos para hacer que el material de lectura se vea claro y se mantenga claro.
  • mover los ojos continuamente (de forma coordinada) a lo largo de la línea impresa.
  • decodificar las palabras y visualizar su significado.
  • Cuando movemos los ojos a la siguiente línea, comenzamos de nuevo el proceso anterior.

Comprensión lectora

Para realizar una comprensión del material leído de forma constante, tomamos la información visual y a continuación decodificamos la palabra y la transformamos en una imagen mental.

La visualización y la memoria se usan para relacionar la información con lo que es conocido y ayudar a dar sentido a lo que se está leyendo.

La Escritura ¿Cómo escribimos?

El proceso de escritura funciona de forma inversa al de la lectura. Comenzamos creando una imagen en nuestra mente y la codificamos en palabras.

Al mismo tiempo que controlamos el movimiento del lápiz tenemos que seguir trabajando para mantener el sentido del texto que estamos escribiendo.

Desde el principio al fin estamos enfocando nuestros ojos y los movemos juntos mientras vamos realizando el proceso de lectura.

Es justo decir, que tanto en la lectura como en la escritura, están involucrados procesos visuales muy complejos.

Cualquier problema en alguna o en todas las Habilidades Visuales en los procesos descritos anteriormente, presentará dificultades de alguna manera con la lectura y/o la escritura.

En algunas ocasiones, esta dificultad visual que afecta a la lectura y a la escritura es realmente difícil de detectar.

Un Optometrista Comportamental esta preparado para evaluar todas las partes del proceso visual y si es necesario puede prescribir lentes y Terapia Visual para mejorar las pruebas de lectura y escritura.

Déficit de Atención por
Hiperactividad (DAH) y Visión

Algunos niños con dificultades en el aprendizaje presentan comportamientos específicos de impulsividad, hiperactividad y distracción. Este comportamiento se conoce como DAH: “Desorden por Déficit de Atención por Hiperactividad”.

Algunos problemas visuales que no han sido detectados y no han sido tratados pueden producir síntomas similares a los que son comúnmente atribuidos a un DAH. Debido a estas similitudes, algunos niños con problemas visuales son catalogados como DAH.

Un reciente estudio científico realizado en el Centro Ocular para Niños de la Universidad de San Diego, descubrió una relación entre un desorden visual común, como la insuficiencia de convergencia y el DAH. El estudio demostró que los niños con insuficiencia de convergencia son tres veces más fácilmente diagnosticados como DAH que los niños sin este desorden.

El Dr. Granet del Centro Ocular para Niños comentaba:

“No sabemos si la insuficiencia de convergencia hace que el DAH empeore o si la insuficiencia de convergencia está mal diagnosticada como DAH. Lo que sabemos es que se debe realizar una investigación mayor sobre estos niños y que los pacientes diagnosticados con DAH deberían ser evaluados como insuficiencia de convergencia y tratados de acuerdo a esto”.

Esta nueva investigación parece apoyar lo que los doctores de COVD han sabido desde hace tiempo: un porcentaje significativo de niños con problemas de aprendizaje tienen algún tipo de problema visual. Otro estudio encontró que el 13% de los niños entre 9 y 13 años sufrían insuficiencia de convergencia, de moderada a marcada, y 1 de cada 4, es decir el 25% de los niños en edad escolar sufrían un problema de visión que podía afectar al aprendizaje.

Los problemas de visión pueden tener un gran impacto en el desarrollo académico y en el comportamiento en clase.

Los padres que sospechen que su hijo pueda tener un problema de visión que pueda estar influyendo en problemas en el comportamiento y en el aprendizaje, deberían acudir a un Optometrista Comportamental para realizar un examen completo del funcionamiento de la visión.

El Fracaso Escolar y los Problemas Visuales

¿Cómo detectar si hay dificultades en el aprendizaje
debido a un problema de visión?

El aprendizaje se produce mediante numerosos y complejos procesos que están interrelacionados, y en los que la visión juega un papel clave.

Muchos de los signos, síntomas y comportamientos asociados con incapacidades de aprendizaje (DAH, Desordenes de Hiperactividad TDA y otros), son similares a aquellos causados por problemas visuales.

Por esto es muy importante que se incluya un examen completo de la visión, como parte de la evaluación interdisciplinar, de todos los niños que están empezando a fracasar en el colegio.

Estos son algunos de los signos y síntomas más frecuentes que pueden indicar que existe un problema visual relacionado.

Síntomas

Posible Problema Visual

Se queja de visión borrosa.
Se frota los ojos frecuentemente.
Guiña los ojos.

Problemas en Visión Próxima, Lejos o Astigmatismo

(incapacidad para ver claramente de lejos o en cerca)

Cierra o tapa un ojo.
En ocasiones ve doble.
Se frota los ojos frecuentemente.
Lee durante cortos periodos.
No comprende lo que lee.

Problemas de coordinación ocular

(incapacidad para coordinar los ojos de forma efectiva)

Sujeta las cosas muy cerca.
Se queja de visión borrosa.
No comprende lo que lee.
Sus ojos están cansados.
Lee durante cortos periodos.
Dolor de cabeza cuando lee.

Problemas de enfoque ocular

(inhabilidad para cambiar el foco fácilmente
o mantener el foco claro)

Mueve la cabeza cuando lee.
Se pierde frecuentemente y salta líneas.
Usa el dedo para mantenerse en el lugar.
No comprende lo que lee.
Cortos periodos de atención.

Problemas de seguimientos oculares

(habilidad inadecuada para mover suave
y precisa los ojos de un punto a otro)

Comete errores en palabras con comienzo similar.
Dificultad para reconocer letras, palabras, o formas simples.
No puede distinguir la idea principal de detalles insignificantes.
Problemas de aprendizaje básicos como concepto de tamaño, magnitud y posición.

Percepción visual de forma defectuosa

(incapacidad para discriminar en el tamaño, forma,etc.)

Problema para visualizar lo leído.
Pobre comprensión lectora.
Pobre deletreo.
Problema con conceptos matemáticos.
Pobre memoria del material presentado visualmente.

Memoria visual defectuosa

(incapacidad para recordar y comprender lo que se ve)

Caligrafía y dibujo pobre.
No puede permanecer en la línea.
Errores al copiar.
Pueden responder oralmente pero no por escrito.

Integración visuo-motora defectuosa

(incapacidad para procesar y reproducir
las imágenes visuales en escritura o dibujo)

Problema aprendizaje de la derecha e izquierda.
Invierte letras y palabras.
Problemas con la escritura y al recordar letras y números.

Dificultad con la Lateralidad y direccionalidad

(pobre desarrollo de derecha/izquierda)  

Siempre que los padres o profesores detecten algunos de estos síntomas o que el niño no alcanza un rendimiento escolar óptimo, deberían dirigirse a un Optometrista Comportamental para realizar un examen visual completo.